1

domingo, 20 de octubre de 2019

thumbnail

VI Jornadas Agroecológicas en Ibarra 16 de Octubre

Como parte de la VI JORNADAS DE AGROECOLOGIA el 16 de octubre, en la plazoleta el Águila Feria-KURIMIKUY de la ciudad de Ibarra el Movimiento de Economía Social y Solidaria dl Ecuador meSSe y el Colectivo Agroecológico celebraron el día Nacional de la Soberanía Alimentaria en el Ecuador. Se resaltó el aporte de la producción familiar agroecológica por parte de los productores y se valoró los productos sanos, ricos y locales por parte de los consumidores.

martes, 9 de julio de 2019

thumbnail

Taller III comunicación para la sostenibilidad


Del 9 al 11 de julio del 2019,  en Miraflores, Perú; FICE realiza el tercer taller de comunicación con identidad esta vez esta enfocado a la sostenibilidad, alrededor de cuarenta participantes de Ecuador y Perú asisten por tres  días, donde se compartirá metodologías participativas para cambio social. El lugar de interaprendizaje escogido es el Hotel Colón.  De Ecuador asistieron las organizaciones de Pakariñan de Cuenca, Apecael de Loja y meSSe -La Choza- Kurikankancha  de Imbabura.

martes, 16 de abril de 2019

thumbnail

XI Encuentro Anual del Colectivo Agroecológico del Ecuador.

El próximo jueves 25 y viernes 26 de abril la ciudad de Riobamba será sede del XI Encuentro Anual del Colectivo Agroecológico del Ecuador, Se abordará temas claves de coyuntura que preocupan a las organizaciones agroecológicas tales como: el reglamento a la ley de semillas, ley de sanidad animal y vegetal, intento de regulación a los SPG, cambios en el etiquetado de alimentos, carta de intención FMI, entre otros. Para confirmaciones 099 986 9484, (03) 292-6065 o al mail colectivoagecuador@gmail.com

lunes, 25 de marzo de 2019

thumbnail

LOS ACTORES DE LA ECONOMÍA SOCIAL Y SOLIDARIA DEL ECUADOR AL PAÍS



Manifiesto público colectivo (Descarga aqui el documento)




Dado y firmado en Quito a los ocho días de marzo el año dos mil diez y nueve.

FIRMAN

 




MESSE │ Movimiento de Economía Social y Solidaria del Ecuador
Jhonny Jimenez, info@messe.ec









Consorcio de Comercio Justo del Ecuador: Salinerito, Camari, Sinchi Sacha y Chankuap.
Sagrario Angulo, coordinacion@camari.org








Colectivo Agroecológico del Ecuador
Roberto Gortaire, colectivoagecuador@gmail.com












Campaña Nacional por un Consumo Responsable “Qué rico es comer sano y de nuestra tierra”
Marcelo Aizaga, info@quericoes.org









FUNCONQUERUCOM │ Fundación Consorcio de Queseras Rurales Comunitarias
Mario Cadena López


 


 URDIMBREQ │Unión de Emprendimientos Solidarios de Quito
Ines Ayala Vallejo, marinesange@hotmail.com

ADHESIONES

Invitamos a las organizaciones, iniciativas emprendimientos y personas del Sector de la Economía Social y Solidaria a ADHERIRSE a info@messe.ec


 





 
 













CAMARI
Ninakay
Gruppo Salinas
Sinchi Sacha
Chankuap
SEDAL
Red Austral de Economía Popular y Solidaria
RIKOLTO
Swisscontact │Fundación Suiza de Cooperación para el Desarrollo Técnico
Padre Graziano Mason
Presidente Fundación Maquita / direccion@maquita.com.ec
María Jesús Pérez
Directora Ejecutiva Fundación Maquita / gestioncomunicacion@maquita.com.ec
Fundacion Vision Colectiva
Tienda Agroecológica Sabor a Campo
Observatorio de Economía Solidaria y Comercio Justo, César Marcillo

PERSONAS
Beatriz Cabrera, cc. 1100599578
Rubén Tapia Mantilla, rubenf_tapia@yahoo.com
Francisco Javier Villaverde Cantero, C.I. 1713065181, fxvillaverde@fepp.org.ec



jueves, 28 de febrero de 2019

thumbnail

VII Encuentro Latinoamericano y del Caribe de Economía Social Solidaria - Inauguración en VIVO


VII Encuentro Latinoamericano y del Caribe de Economía Social Solidaria 27 y 28 de febrero, 1 de marzo del 2019 Auditorio de Educación Continua de la Universidad de Costa Rica.
MOSTRAR MÁS

miércoles, 20 de febrero de 2019

thumbnail

Seminario Internacional "Desafíos de la economía solidaria y comunitaria"

https://n9.cl/EPYr
En Ecuador se desarrollará el seminario internacional "Desafíos de la economía solidaria y comunitaria"  del 27 al 29 de marzo del 2019, con expositores de renombre internacional en la Universidad Central del Ecuador. Más información e inscripciones: 

jueves, 31 de enero de 2019

thumbnail

VII Encuentro Latinoamericano de ESS

Por una economía fundamentada en relaciones económico-sociales de cooperación entre los humanos y de estos con la naturaleza en el VII Encuentro Latinoamericano de ESS,  27 del 27  febrero  al 2 de marzo del 2019 en San josé, Costa Rica.. Informes: ess.redcr@gmail.com

domingo, 25 de noviembre de 2018

thumbnail

SOLANDA, ASUME EL DESAFÍO DEL BUEN COMER


Nuestro proceso
La Asociación Agroalimentaria por el Bueno Comer Sabor a Campo nace en el 2016, en la parroquia de Solanda, ubicada al sur de la ciudad de Quito. Un grupo de jóvenes nos cuestionamos sobre los problemas de salud causados por la mala alimentación que presentan la mayoría de familias que viven en el sector.
Solanda es un barrio popular, es conocida como el corazón del sur,  en dónde frecuentemente se practican actividades comunitarias, culturales y deportivas; además una zona altamente comercial con lugares como el Boulevard de Calle J y el Mercado Mayorista.
En este marco, nos decidimos asociarnos como consumidores responsables y nos pusimos como objetivo promover la práctica de la alimentación solidaria mediante la implementación de tres acciones:
1.      Festivales Alimentarios por el Buen Comer y el Consumo Responsable. - Nos tomamos el espacio público para la realización de actividades de sensibilización al consumidor.
2.      Tienda Agroecológica Sabor a Campo. - que es un espacio de comercialización agroecológica permanente a precios justos y accesibles para familias populares.
3.      Servicios Agroecológicos en el marco de la Economía Solidaria
En 2017, realizamos mapeos de actores a nivel territorial, tejido de productores agroecológicos cercanos, redacción de la propuesta – proyecto de la Tienda Agroecológica Sabor a Campo, afianzamiento de alianzas estratégicas con el Colectivo Agroecológico del Ecuador, el Movimiento de Economía Social y Solidaria del Ecuador y la Plataforma Multiactoral de la Campaña Que Rico Es, participamos en el proceso de dialógo y construcción de políticas públicas alimentarias en el Distrito Metropolitano de Quito, desde una mirada crítica.
En 2018, se da un proceso de empoderamiento y fortalecimiento organizativo de la Asociación en el barrio de Solanda que terminó por dar vida a la Fundación para el apoyo y fomento de prácticas económicas solidarias y sostenibles Visión Colectiva, con la intención de dar más fuerza a nuestra propuesta de trabajo, a nuestro sueño u objetivos colectivos.
Mediante labores de autogestión, el 30 de septiembre realizamos el Primer Festival Alimentario por el Buen Comer y el Consumo Responsable en el Parque Ecológico de Solanda. Este evento se llevó a cabo en el marco de las Jornadas Agroecológicas. La articulación con actores territoriales y organizaciones amigas locales permitió la participación numerosa de familias, de vecinos del sector, que manifestaron su acogida y apoyo a este tipo de eventos públicos.
Desde una profunda interiorización y práctica de los principios de la Economía Solidaria y de la Agroecología estamos muy motivados por continuar con nuestro camino … porque la agroecología, la alimentación sana y el consumo responsable es para todos, especialmente para quienes más lo necesitan. Nuestra ciudad abraza al campo, Viva la Alimentación Solidaria…



PRIMER FESTIVAL ALIMENTARIO POR EL BUEN COMER Y EL CONSUMO RESPONSABLE

Se realizó el pasado 30 de octubre del presente año en el parque Ecológico de Solanda, localizado al sur de la ciudad de Quito. Este evento gratuito fue organizado por la Asociación Agroalimentaria por el Buen Comer Sabor Campo y la Fundación Visión Colectiva, contó con la participación de organizaciones amigas como Umbral, Fundación Cesa, Asociación de Productores de Aloasì, Cooperativa Sursiendo Redes y Sabores e instituciones públicas locales.
Su objetivo fue la promoción de la práctica de la alimentación solidaria, agroecología urbana y del consumo responsable entre las familias populares que viven en el sur de Quito, mediante actividades de sensibilización in situ.
Cuarenta personas entre productores agroecológicos, emprendedores, artistas, músicos, danzantes, consumidores responsables organizados, promotores de la Campana Que Rico Es fueron los anfiones y se encargaron de dar lo mejor de sí a las numerosas familias que visitaron cada uno de los siete stands en dónde recibieron información sobre el consumo responsable, degustaron batidos y ensaladas de frutas, talleres sensoriales, feria agroecológica,  charlas de agricultura urbana, tips de nutrición, presentaciones artísticas, entre otras actividades.
Algunos de los comentarios de los asistentes fueron  Es muy novedoso y educativo este evento, veo que es súper importante saber qué estamos comiendo y cómo podemos ser responsables con la alimentación de nuestras familias, me gustó mucho, felicitaciones a los organizadores”…“Que increíble es ver que tenemos comida de calidad a precios cómodos, además aprendí que en nuestras manos está decidir a quién apoyamos con nuestras compras. Conocer a los agricultores es una experiencia maravillosa”.
Resaltamos, que el mencionado evento se desarrolló en el marco de las V Jornadas Agroecológicas organizadas por el Colectivo Agroecológico del Ecuador, el Movimiento de Economía Social y Solidaria del Ecuador y la Campana Multiactoral de  Consumo Responsable Que Rico Es, espacios organizativos nacionales a los que orgullosamente pertenecemos.
Finalmente, nos entusiasma y nos llena de esperanza las impresiones positivas que causó este festival en el Barrio de Solanda, sin lugar a dudas marcó el inicio de nuestro arduo camino … porque la agroecología, la alimentación sana y el consumo responsable es para todos, especialmente para quienes más lo necesitan. Nuestra ciudad abraza al campo, Viva la Alimentación Solidaria…
Elaborado por: Carolina Sinchiguano




viernes, 5 de octubre de 2018

thumbnail

Aldea de productores en el VII congreso de agroecologia 2018. Guayaquil.







Del 2 al 5 de octubre del 2018, en la universidad católica de Guayaquil, se realizo la aldea de productores e intercambio de semillas, con la participación de productores y productoras agroecológicas y artesanales en el marco del VII congreso latinoamericano de agroecología SOCLA 2018.
Entre los y las asistentes estuvieron : 
Isadora Escosteguy, Stéfano G. Kretzer, Carina M. Rover
Universidad federal de Santa Catalina (Brasil)
Abigail Galinga Santi (Pastaza) Dirigente juvenil
Camilo Gutiérrez (Colombia) Finca agroecología nuestro sueño.
Rosa Minga (Zaraguros) con participantes de Brasil.
Agroeventos (Iván Huerta) (Angel Huerta)
Emerson Dalla Chiezs, Bianca Pinto Mendes (Brasil)
Alexander Navas Panadero (Colombia)
Rosalía Erlinda Pillajo y Rosa Quimbia ( Cayambe) y Olguita Carlosama (Imbabura)



lunes, 1 de octubre de 2018

thumbnail

Feria de semillas y trueke

En la ciudad de Ibarra este 29 de septiembre del 2018, se realizó la feria de semillas y trueque en las intalaciones del centro cultural el Cuartel  con productoras de la provincia de Imbabura, asi como  también la caravana de grupos de danza de Ecuador y Colombia del segundo encuentro intercultural de danza Kulla Raymi 2018 organizado por la Choza. 

thumbnail

Encuentro de Sistemas de Garantía Participativos en Brasil del 21 al 26 de Septiembre


Rosa Murillo en representación del meSSe participo en este espacio de construcción colectiva, inter-aprendizaje y dialogo de saberes se realizó durante el encuentro de Sistemas de Garantía Participativos en Brasil del 21 al 26 de Septiembre. Un recorrido de muchas alegrías, saberes, prácticas y sabores dieron el sentido al encuentro en Florianópolis Brasil; encuentro que tenía como objetivo compartir experiencias diversas en certificación participativa y SPG, estimulando el intercambio de conocimientos sobre estrategias de producción, articulación de familias y comercialización en el ámbito de la Agroecología.  No cabe duda, que estas experiencias contribuyen al fortalecimiento de nuestras organizaciones y a la construcción de sociedades justas, humanas y respetuosas con nuestra casa en que vivimos.

Agradecemos a la IAF y a CEPAGRO por su apoyo y por hacer de este aprendizaje una maravillosa experiencia para compartir con el movimiento.

domingo, 19 de agosto de 2018

sábado, 7 de julio de 2018

thumbnail

Economía Popular y Solidaria al margen


Jhonny Jiménez J.
El 6 de junio, Margarita Hernández Superintendente de Economía Popular y Solidaria –SEPS- presentó a la Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional una serie de propuestas para reformar la Ley Orgánica para el Fomento Productivo, Atracción de Inversiones, Generación de Empleo, y Estabilidad y Equilibrio Fiscal. Actualmente denominada “Ley Trole 3”. En estas propuestas de reforma a la Ley todavía se mira a la economía popular y solidaria –EPS- como un sector de “pobres y para pobres” que debe estar anclada a grandes empresas para que éstas puedan desarrollarse, ya que estas por sí solas no pueden crecer.

Entre los planteamientos que la Superintendencia presentó se encuentran: “Generar incentivos especiales para encadenamientos productivos con la EPS e integración económica y financiera; Democratizar el uso de plataformas móviles de pago; regularizar la propiedad de los predios en las cooperativas de vivienda; Canalizar los recursos de vivienda de interés social de manera preferente a través del SFPS; Incluir incentivos para los actores de la EPS que participen en la cadena productiva de construcción de vivienda social”

Como se observa se propone que los actores de la EPS participen en encadenamientos productivos, para lo cual se plantea incentivos económicos, como la exoneración de impuesto a la renta por 15 años a las empresas que incluyan a los actores de la EPS en sus procesos productivos. Si bien, este planteamiento parece oportuno, al fomentar que los emprendimientos de EPS se apalanquen a través de medianas y grandes empresas, por una situación de arrastre o de cascada, es pertinente cuestionarse si es estas prácticas mejoraran sus condiciones.

Esta propuesta, por un lado, refuerza la idea de que el sector de la EPS es pequeño y que necesita de las grandes empresas para su fortalecimiento. De esa manera se asume que el sector carece de tecnología, de mercados y el capital, lo que les hace ineficientes en su inserción a los grandes mercados nacionales e internacionales. Hay que recordar, que en los mismos estudios gubernamentales, establece la importancia del sector: “existe alrededor de 645 entidades del Sector Financiero que presenta un saldo en activos de USD 12.851 millones. Además este sector tiene 6`441.997 socios… Mientras que el Sector Real de Economía Popular y Solidaria está compuesto por 13.027 organizaciones, que cuentan con USD. 605 millones en activos y, 376.572 socios registrados”[1]. En ese sentido, no es una economía pequeña, por el contrario es un sector fundamental que necesita del Estado su reconocimiento, implementando políticas públicas acordes con la importancia del sector.

La propuesta de que la EPS se encadene a las grandes empresas de capital, también llamados “negocios inclusivos” tiene el riesgo de que los emprendimientos solidarios pierdan su razón de ser, hay que recordar que la economía solidaria tiene como lógica la reproducción del trabajo (de la vida); de la redistribución de los ingresos y no la acumulación; la reciprocidad en el proceso económico; la complementariedad entre las personas y el medio ambiente; la participación democrática, entre otros principios. En cambio, las economías de capital tienen como racionalidad imperante la reproducción ampliada del capital, el mercado autorregulado; relaciones jerárquicas. Dos lógicas totalmente diferentes que, por los procesos de imposición, poder político y económico se corre el riego que la lógica capitalista termine imponiéndose a la de la EPS. Y fomentando prácticas de elusión tributaria.

Estos encadenamientos productivos han generado dependencia de las grandes empresas,  en un primer momento las grandes empresas entregan a los pequeños campesinos semillas, capacitación y tecnología; en cambio los pequeños productores se comprometen con la empresa “inclusiva” a entregar su producción, bajo los parámetros establecidos por la misma empresa. Algunos de esos parámetros son perjudiciales a los pequeños productores, por ejemplo, el caso de los productores de maíz y leche del Ecuador.

Si se quiere promover un sistema social y solidario como demanda la Constitución, se debería establecer medidas adecuadas para que los factores de la producción que llegan a la economía solidaria mejoren su calidad, al igual que lo han hecho históricamente con las grandes empresas. El Estado ha implementado políticas públicas dirigidas a mejorar la capacidad de producción de las grandes empresas, a través de líneas de crédito, subsidios en servicios públicos o disminución de aranceles. Esto no pasa en la misma medida con las políticas dirigidas a la economía solidaria. En ese sentido, la misma propuesta de Ley que se acaba de aprobar sigue subsidiando a las grandes empresas a través de la moratoria tributaria.

Para el fomento de un sistema económico social y solidario es necesario procesos de producción, comercialización-distribución y consumo diferentes a la economía convencional que promuevan desde los territorios circuitos económicos solidarios, uno de los planteamientos del Instituto de Economía Popular y Solidaria es que se generen procesos de autonomía – soberanía productiva y que aporten al desarrollo local microterritorial.

Una de las alternativas es generar nuevos mercados nacionales e internacionales con un enfoque del Comercio Justo: ferias solidarias, bio-ferias, tienda y supermercados solidarios; mejorar la capacidad de producción solidaria, al mismo tiempo que la calidad a los factores de la producción, enfocándose en la reproducción del trabajo y la asociatividad; promover líneas de crédito a través de las cooperativas de ahorro y crédito principalmente de los segmentos 4 y 5; promover el consumo solidario a través de campañas de sensibilización en los medios de información masiva; es necesario facilitar el acceso e integración de las formas organizativas solidarias a través de trámites y sencillos y ágiles.  

Las instituciones educativas deben incluir en su pénsum educativo la formación en economía solidaria, además implementar programas de consumo saludable y responsable; implementar procesos académicos interdisciplinarios de investigación; crear en las universidades incubadoras para apoyar a los emprendimientos populares y solidarios en la generación de capacidades productivas. 

Es necesario que el sector público cambie  la visión al sector de la economía solidaria, como manifiestan las organizaciones de economía solidaria: no se debe tratar como pobres – implementando una agenda con  una visión de vulnerables desde el Ministerio de Inclusión Económica y Social, sino como un sector productivo – económico que aporta significativamente al desarrollo del país.

[1] http://www.seps.gob.ec/es/web/guest/noticia?seps-presento-propuestas-al-proyecto-de-ley-para-el-fomento-productivo
thumbnail

Regresividad de la Economía Social y Solidaria en la Trole 3


Jhonny Jiménez J.
El 6 de junio, Margarita Hernández Superintendente de Economía Popular y Solidaria –SEPS- presentó a la Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional una serie de propuestas para reformar la Ley Orgánica para el Fomento Productivo, Atracción de Inversiones, Generación de Empleo, y Estabilidad y Equilibrio Fiscal. Actualmente denominada “Ley Trole 3”. En estas propuestas de reforma a la Ley todavía se mira a la economía popular y solidaria –EPS- como un sector de “pobres y para pobres” que debe estar anclada a grandes empresas para que éstas puedan desarrollarse, ya que estas por sí solas no pueden crecer.

Entre los planteamientos que la Superintendencia presentó se encuentran: “Generar incentivos especiales para encadenamientos productivos con la EPS e integración económica y financiera; Democratizar el uso de plataformas móviles de pago; regularizar la propiedad de los predios en las cooperativas de vivienda; Canalizar los recursos de vivienda de interés social de manera preferente a través del SFPS; Incluir incentivos para los actores de la EPS que participen en la cadena productiva de construcción de vivienda social”

Como se observa se propone que los actores de la EPS participen en encadenamientos productivos, para lo cual se plantea incentivos económicos, como la exoneración de impuesto a la renta por 15 años a las empresas que incluyan a los actores de la EPS en sus procesos productivos. Si bien, este planteamiento parece oportuno, al fomentar que los emprendimientos de EPS se apalanquen a través de medianas y grandes empresas, por una situación de arrastre o de cascada, es pertinente cuestionarse si es estas prácticas mejoraran sus condiciones.

Esta propuesta, por un lado, refuerza la idea de que el sector de la EPS es pequeño y que necesita de las grandes empresas para su fortalecimiento. De esa manera se asume que el sector carece de tecnología, de mercados y el capital, lo que les hace ineficientes en su inserción a los grandes mercados nacionales e internacionales. Hay que recordar, que en los mismos estudios gubernamentales, establece la importancia del sector: “existe alrededor de 645 entidades del Sector Financiero que presenta un saldo en activos de USD 12.851 millones. Además este sector tiene 6`441.997 socios… Mientras que el Sector Real de Economía Popular y Solidaria está compuesto por 13.027 organizaciones, que cuentan con USD. 605 millones en activos y, 376.572 socios registrados”[1]. En ese sentido, no es una economía pequeña, por el contrario es un sector fundamental que necesita del Estado su reconocimiento, implementando políticas públicas acordes con la importancia del sector.

La propuesta de que la EPS se encadene a las grandes empresas de capital, también llamados “negocios inclusivos” tiene el riesgo de que los emprendimientos solidarios pierdan su razón de ser, hay que recordar que la economía solidaria tiene como lógica la reproducción del trabajo (de la vida); de la redistribución de los ingresos y no la acumulación; la reciprocidad en el proceso económico; la complementariedad entre las personas y el medio ambiente; la participación democrática, entre otros principios. En cambio, las economías de capital tienen como racionalidad imperante la reproducción ampliada del capital, el mercado autorregulado; relaciones jerárquicas. Dos lógicas totalmente diferentes que, por los procesos de imposición, poder político y económico se corre el riego que la lógica capitalista termine imponiéndose a la de la EPS. Y fomentando prácticas de elusión tributaria.

Estos encadenamientos productivos han generado dependencia de las grandes empresas,  en un primer momento las grandes empresas entregan a los pequeños campesinos semillas, capacitación y tecnología; en cambio los pequeños productores se comprometen con la empresa “inclusiva” a entregar su producción, bajo los parámetros establecidos por la misma empresa. Algunos de esos parámetros son perjudiciales a los pequeños productores, por ejemplo, el caso de los productores de maíz y leche del Ecuador.

Si se quiere promover un sistema social y solidario como demanda la Constitución, se debería establecer medidas adecuadas para que los factores de la producción que llegan a la economía solidaria mejoren su calidad, al igual que lo han hecho históricamente con las grandes empresas. El Estado ha implementado políticas públicas dirigidas a mejorar la capacidad de producción de las grandes empresas, a través de líneas de crédito, subsidios en servicios públicos o disminución de aranceles. Esto no pasa en la misma medida con las políticas dirigidas a la economía solidaria. En ese sentido, la misma propuesta de Ley que se acaba de aprobar sigue subsidiando a las grandes empresas a través de la moratoria tributaria.

Para el fomento de un sistema económico social y solidario es necesario procesos de producción, comercialización-distribución y consumo diferentes a la economía convencional que promuevan desde los territorios circuitos económicos solidarios, uno de los planteamientos del Instituto de Economía Popular y Solidaria es que se generen procesos de autonomía – soberanía productiva y que aporten al desarrollo local microterritorial.

Una de las alternativas es generar nuevos mercados nacionales e internacionales con un enfoque del Comercio Justo: ferias solidarias, bio-ferias, tienda y supermercados solidarios; mejorar la capacidad de producción solidaria, al mismo tiempo que la calidad a los factores de la producción, enfocándose en la reproducción del trabajo y la asociatividad; promover líneas de crédito a través de las cooperativas de ahorro y crédito principalmente de los segmentos 4 y 5; promover el consumo solidario a través de campañas de sensibilización en los medios de información masiva; es necesario facilitar el acceso e integración de las formas organizativas solidarias a través de trámites y sencillos y ágiles.  

Las instituciones educativas deben incluir en su pénsum educativo la formación en economía solidaria, además implementar programas de consumo saludable y responsable; implementar procesos académicos interdisciplinarios de investigación; crear en las universidades incubadoras para apoyar a los emprendimientos populares y solidarios en la generación de capacidades productivas. 

Es necesario que el sector público cambie  la visión al sector de la economía solidaria, como manifiestan las organizaciones de economía solidaria: no se debe tratar como pobres – implementando una agenda con  una visión de vulnerables desde el Ministerio de Inclusión Económica y Social, sino como un sector productivo – económico que aporta significativamente al desarrollo del país.
https://coyunturaisip.wordpress.com/2018/07/03/regresividad-de-la-economia-social-y-solidaria-en-la-trole-3/#more-283
Rolando Cangás. Con la tecnología de Blogger.